Dietas Especiales

Hoy en día es muy común que adultos y niños desarrollen alergias alimentarias e intolerancias. En el caso de la primera, se produce debido a un fallo en la tolerancia inmunológica en el por factores como la carga genética de las personas, el estado de la barrera de la mucosa intestinal, la edad o el tipo, la cantidad y la forma de presentación del alimento, entre otros.

En el caso de la intolerancia las razones suelen ser por alteraciones en la digestión y/o el metabolismo de los comestibles.

En ambos casos es necesario llevar una dieta especial para alimentarse adecuadamente sin sufrir molestias.

dietas-especiales-1
Dieta sin Gluten

La Dieta Libre de Gluten (DLG) incluye una gran variedad de productos que permiten al celíaco tener una alimentación saludable y variada. Se basa, fundamentalmente, en alimentos naturales y frescos que no contienen esta proteína, tales como: carnes, huevos, leches, pescados, legumbres, frutas, verduras. También cereales sin gluten, como el maíz o arroz.

Recuerde que se deben excluir de la dieta el trigo, la cebada, el centeno y sus subproductos como: harinas, sémolas y semolinas, almidones o féculas, entre otros.

Productos sin lácteos

Una dieta sin lácteos implica excluir la leche de origen animal y todos sus derivados, que son muchos: mantequilla, quesos, yogures, nata, helados… sin contar todos los productos elaborados que pueden contenerla.

Algunas personas presentan diferentes grados de alergia a las proteínas de la leche, principalmente a la caseína, y también intolerancia a sus azúcares, con la lactosa en primer lugar. En estos casos, suprimir los lácteos es imprescindible para evitar reacciones adversas que puede ir desde problemas digestivos como náuseas o diarreas, hasta complicaciones en el aparato respiratorio.