Spirulina, imprescindible en tu dieta hoy

Spirulina, imprescindible en tu dieta hoy

En más de una ocasión hemos oído hablar de las propiedades de esta alga y es bien sabido que quienes popularizaron su consumo al menos en el mercado chileno fueron principalmente vegetarianos y veganos que necesitaban un aporte adicional de proteínas y vitaminas del complejo B. Sin embargo con el pasar de los años estudios científicos han aportado una nueva perspectiva en cuanto a sus virtudes y hoy por hoy se hace indispensable su consumo debido a la peligrosa y muy frecuente exposición a metales pesados y químicos presentes no sólo en alimentos industrializados, sino también en frutas y verduras. 

Brevemente, ¿Qué es y de dónde viene la Spirulina?

La Spirulina es una microalga que contiene un alto contenido proteico, ácidos grasos esenciales, minerales y vitaminas.

Se considera un superalimento. Es consumida por atletas de nivel olímpico y es el alimento de los astronautas. Sesenta gramos bastan para alimentar a una persona por día, con 10 gramos diarios se puede sobrevivir. Así de súper es este alimento. El consumo de microalgas azuladas Spirulina se inicia en el pasado en diferentes lugares del globo. Según las crónicas de los conquistadores españoles, los antiguos aztecas las recolectaban en la superficie del lago de Tenochtitlán, luego eran secadas y comercializadas en el mercado de la ciudad. A los corredores aztecas, portadores de pescado fresco desde la costa hasta los palacios de la nobleza, se les alimentaba con Spirulina. La distancia a recorrer era superior a 300 km, por lo que el trayecto se completaba con postas donde los atletas indígenas corrían con una resistencia extraordinaria. 

La potencia nutricional de esta poderosa alga

Aporta cerca de 100 nutrientes, lo que convierte a la Spirulina en uno de los alimentos más completos: aminoácidos, ácidos grasos, azúcares, minerales (calcio, fósforo, magnesio, hierro, zinc, cobre, manganeso, cromo, sodio, potasio y selenio), enzimas (superóxido dismutasa) y vitaminas A, D, E, B1, B2, B3, B6, B7, B8, B12 y K.

Es rica en vitamina E (agente de antienvejecimiento celular) y vitamina B1 (tiamina), importante para producir acetilcolina (un neurotransmisor). La vitamina B12 es necesaria para un normal funcionamiento del tejido nervioso, ayudando a mantener la vaina de mielina que rodea a los axones neuronales. La microalga aporta dosis de hierro, zinc, cobre y germanio, siendo este último un semiconductor que conserva los contactos eléctricos a través del sistema neurológico. 

¿Por qué es necesario incorporarla a nuestra dieta?

Sin estar en condiciones extremas, consumimos tóxicos todos los días: las verduras y frutas, como la papa, la zanahoria o la manzana, tienen pesticidas en sus cáscaras; los panes industriales tienen sorbatos, la sal tiene anticompactantes tóxicos, el agua tiene metales extraños y el arroz tiene grandes cantidades de organofosforados, al igual que otros miles de alimentos que consumimos a diario. 

Los metales pesados son peligrosos porque tienden a bioacumularse. La bioacumulación significa un aumento en la concentración de un producto químico en un organismo biológico en un cierto plazo, comparada a la concentración del producto químico en el ambiente.

La exposición a estos elementos está relacionada con problemas de salud como retrasos en el desarrollo, varios tipos de cáncer, daños en el riñón, e, incluso, con casos de muerte.

La relación con niveles elevados de mercurio, oro y plomo ha estado asociada al desarrollo de la autoinmunidad (el sistema inmunológico ataca a sus propias células tomándolas por invasoras). La autoinmunidad puede derivar en el desarrollo de dolencias en las articulaciones y el riñón, tales como la artritis reumática, y en enfermedades de los sistemas circulatorio o nervioso central.

De acuerdo a lo anterior, el día de hoy queremos enfatizar la propiedad antitóxica de la Spirulina. Se ha descubierto que tendría la capacidad de absorber metales pesados tales como el plomo y expulsarlos del organismo. 

Un estudio sobre la Spirulina publicados en la revista “Pharmaceutical Biology” estableció que el alga verde-azul, y sus compuestos aislados, contrarrestaron efectivamente los efectos tóxicos de estos contaminantes (arsénico, cadmio, tetracloruro de carbono, deltametrina, fluoruro, hexaclorociclohexano, hierro, plomo, lindano y mercurio) sobre los organismos expuestos. 

¿Cuánto debo tomar a diario?

La cantidad aconsejada para niños (2-9 años) y primerizos es de 3-5 g diarios; a niños de más edad (10-18 años) y adultos, 6-10 g; la dosis terapéutica se sitúa en 11-20 g .

Integrar Spirulina supone un mínimo esfuerzo en vista de los importantes beneficios para tu salud y la de tu familia. La mejor de las medicinas siempre será la preventiva.

¡Que tengan un excelente fin de semana!